La primera vez que nací.

Esta tarde les he leído a mis dos hijos “La primera vez que nací”, un libro de Vincent Cuvellier, ilustrado por Charles Dutertre y editado por SM.

A ellos les ha encantado, pero como pasa, con cada vez más frecuencia, a mí también. Quizás, yo como madre me haya sentido más identificada con toda la historia, pero ellos, sobre todo mi hija la mayor (5 años) la ha disfrutado muy especialmente. Se han reído un montón y ella se ha puesto, durante unos segundos, en la piel de una madre. Me ha sorprendido verla así.

Bueno, aquí os dejo algunos fragmentos del texto y unas pocas de la muchas ilustraciones. Merece la pena leerlo en papel, y sentir como al pasar las hojas pasan los años de nuestra protagonista.

La primera vez que abrí los ojos, los cerré rápidamente. Lloré. Levanté mis manos al cielo y las posé entre dos montañas de leche. Dejé de llorar. Abrí los ojos por segunda vez en mi vida. Vi la luz más suave del mundo: eran los ojos de mamá.

La primera vez que me metieron en el agua, lloré, grité, agité los brazos y pataleé.
Todo el mundo a mi alrededor se reía. Y además, no sé por qué, mi cabeza se deslizó dentro del agua. Eso me recordó a cuando fui un pez.

La primera vez que hice pipí, fue encima de papá.

La primera vez que mi abuelo murio, mamá me abrazó para consolarme. Pero, en realicad, fui yo quien la abrazó para consolarla.

La primera vez que monté en bicicleta sin ruedines, lo hice con los ojos cerrados, sin manos y sin papá.

La primera vez que me resbalé en una roca, la roca lloró. Yo no.

La primera vez que… ¡Ah, me encanta esta primera vez! Era un domingo por la noche, volvíamos de la playa. Estaba enrollada en una manta, en el asiento trasero del coche. Papá se dio la vuelta cuando el semáforo estaba en rojo y dijo: “La pequeña duerme” Cuando llegamos a casa, seguí con los ojos cerrados, precisamente para oír decir a papá “shhh” y sentir cómo me cogía en brazos. Sonreí. Papá me susurró algo al oído y fue la primera vez que le oí decir: “Mi pequeña marmota…mi querida pequeña marmota”

La primera vez que subí en autobús, piqué el billete tres veces. Para estar segura. Luego me subí en las rodillas de papá y le besé tres veces. Para estar segura.

La primera vez que me disfracé, fue de princesa. La segunda vez que me disfracé fue de princesa. La tercera vez que me disfracé, fue de princesa. Por lo tanto soy una princesa.

La primera vez que vi la mar, ella dijo: “Qué grande es, qué bella es, qué ojos tan azules tiene”.

La primera vez que vi una estrella fugaz en el cielo, pedí un deseo. Pero no puedo decirlo porque si no, no se cumplirá.

La primera vez que vi hun búho, me pareció muy chulo. La primera vez que vi un chulo, tenía cara de búho.

La primera vez que toqué la trompeta delante de todo el mucho, papá apenas se lo podía creer y mamá daba golpecitos con la mano y con el pie.

La primera vez que cumplí 13 años, cambié.

La primera vez que su mano tocó la mía, sentí el viento soplar sobre mis párpados cerrados.

La primera vez que le vi, llebaba una camisa azul celeste y le brillaban los ojos.

La primera vez que le quité la camisa azul celeste, los ojos le brillaron aún más.

La primera vez que te moviste dentro de mi vientre, cerré los ojos y escuché el sonido del mar.

La primera vez que toqué la trompeta para ti, marcaste el ritmo con los pies. No me lo podía creer.

La primera vez que te vi, fuiste tú quien cerró los ojos y esta vez el mar era yo.

La primera vez que mamá supo que iba a ser abuela y que papá supo que iba a seer abuelo, los dos rejuvenecieron venite años.

La primera vez que elegimos un nombre para tí, dijimos muchas palabras entre las se excondía tu nombre.

La primera vez que naciste, fue la segunda vez que yo nací.

Este libro, además de ser muy divertido y de tocar la fibra sensible de los padres e hijos, me ha gustado por otro motivo, por que hace al niño creer en sí mismo, en sus posibilidades y en su valía personal.

Este libro es un regalo genial para todos los niños y sus padres, pero será especialmente acertado para alguien que haya tenido un bebé hace poco tiempo.

 Puedes comparlo en mi web

Anuncios

7 comentarios en “La primera vez que nací.

  1. Acabo de ser mamá y me lo han regalado, cada vez q lo leo no paro de llorar es precioso h muy emotivo en estos momentos de revolucion hormonal. Un regalo precioso si teneis alguna futura mama a la vista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s